El programa coejecutado por la Incubadora de negocios de la Universidad de Concepción, IncubaUdeC, el cowork Working Place y la red de mentores de Cidere Bío Bío, MentorINN, comenzó su proceso de acompañamiento a emprendedores de Ñuble buscando captar ideas innovadoras que den paso a la creación de empresas de alto potencial de crecimiento.

Formación, sesiones de mentorías y acceso a espacios de trabajo, son sólo algunos de los beneficios a los que pueden optar los 20 participantes seleccionados para formar parte de la convocatoria que nace al alero del Proyecto Potencia Asociativo de Corfo. En total, fueron más de 90 las y los interesados en postular al programa, que -en esta versión- tiene como objetivo orientar e impulsar a las y los emprendedores en etapa inicial en la búsqueda de obtener financiamiento, aspecto fundamental para dar inicio y hacer sostenible en el tiempo una idea de negocio.

                    Óscar Vásquez, en una actividad con emprendedores de Ñuble en enero de 2022.

“Estamos muy contentos por el interés que han mostrado las y los emprendedores, esto se vio reflejado en el gran número de postulantes, lo que demuestra que existe un alto interés de su parte en formarse y recibir herramientas para orientar y poner en marcha sus ideas. Sin duda, el efecto de la pandemia afectó enormemente a gran parte de las empresas, pero también generó oportunidades gracias a la digitalización. La comunidad emprendedora aprovechó esto para transformarlo en una oportunidad de negocio y podemos verlo reflejado en la gran cantidad de empresas que se han creado en los últimos dos años en el país, indicó Óscar Vásquez, coordinador de emprendimiento de IncubaUdeC.

El profesional también destacó la labor de la incubadora en Ñuble. “IncubaUdeC cuenta con una oficina satélite con un equipo de profesionales a cargo de apoyar a las empresas que requieran de nuestros servicios. Contamos con un Modelo de Incubación dirigido a las diferentes etapas de un emprendimiento, que va desde la puesta en marcha, validación, crecimiento, inversión e internacionalización. Nuestro objetivo es que los emprendimientos apoyados alcancen un impacto económico, social y ambiental”, reconoce Vásquez.

Para el director de MentorINN, Daniel Arriagada, las motivaciones para participar de este tipo de instancias tienen que ver con diversos factores. “En lo personal creo que todos tenemos el objetivo de querer ser felices y libres en la vida, el emprender, el comenzar un negocio apunta a ambas. Ver cómo nace una idea, el poder trabajar con pasión en algo que es tuyo y poder direccionar todas las decisiones que tienen que ver con tu proyecto, claramente te hace vivir de manera más independiente y libre. La gente postula a este tipo de convocatorias porque es un beneficio, porque quiere crecer, porque está en búsqueda de nuevas oportunidades”, indica.

En esta línea, Arriagada señaló: “Las personas saben que si a su negocio le va bien, le va bien a su familia, finalmente estas herramientas que estamos entregando apuntan a mover la brújula. Nosotros podemos generar movilidad social a través de un programa como Despega y eso es lo que queremos, acompañar, apoyar y estar presentes en cada momento de la escalada del emprendimiento de las y los ñublensinos”.

“Estoy contenta y motivada porque todo lo que vimos en la primera sesión tiene relación con aspectos con los que -debido a mi área de trabajo- no estoy tan interiorizada. Pude ver la importancia de desarrollar innovación para poder postular a fondos de financiamiento de manera adecuada”, indicó Pamela Delaporte, participante de Despega Ñuble. La kinesióloga especialista en neurorrehabilitación menciona que existe una gran oportunidad para desarrollar un espacio de encuentro donde las personas en situación de discapacidad puedan llevar a cabo un proceso integral de rehabilitación en la Región y esa es una de sus motivaciones para ingresar al programa.

En búsqueda de fortalecer el ecosistema

La incubadora de negocios de la Universidad de Concepción, IncubaUdeC, Working Place y MentorINN han desarrollado diversas actividades al alero del Proyecto Potencia Asociativo para fortalecer el ecosistema emprendedor de Ñuble, entre las que destacan seminarios, jornadas de networking e instancias de formación en i+e como los programas Despega y Rocket Ñuble, donde además de poder acceder a espacio de trabajo, las y los emprendedores son monitoreados y asesorados por profesionales de diversas áreas.

Para el director de MentorINN, los beneficios de poder acceder a un proceso de acompañamiento y sobre todo de mentorías se pueden dividir en dos grandes pilares. “El primer pilar es la entrega de herramientas y aspectos técnicos para que su negocio pueda explotar, despegar, principalmente a través de la transferencia de conocimientos para mejorar su modelo de negocios y también acerca de cómo generar una estrategia de marketing efectiva para poder llegar al público objetivo según el mercado al que se enfoca el emprendimiento. El segundo pilar, es poder ser parte de una red de un ecosistema y de esta forma poder colaborar con otros emprendedores y aprender de este intercambio”, valoró Daniel Arriagada.

Durante la jornada de este jueves se llevó a cabo el primer taller formativo del programa, denominado “Definición de la problemática del cliente y su solución”, actividad que contó con una activa participación y que estuvo a cargo de Johana Fernández, gerente de Operaciones de Working Place y directora del Proyecto Potencia Asociativo de Corfo para la Región de Ñuble.